El proyecto que revisaba el régimen de sanciones para los transportadores terminó enredado en la fase de conciliación entre senadores y representantes, cuando se descubrió que había 150 artículos nuevos que nadie sabe cómo llegaron al texto.