El Instituto Nacional sobre el envejecimiento de España, descubrió que la distribución de la grasa en el cuerpo, especialmente en la cintura puede llegar a ser mortal.

La obesidad es un estado maligno para la salud y durante años se ha hablado de los efectos que causa en el ser humano. Pero lo que descubrieron los científicos es que no es tan importante el peso, como el tamaño de la cintura y del estomago en una persona.

Los médicos estudiaron los casos de 245.533 personas entre los 50 y 70 años de edad. Durante el tiempo de la investigación los científicos se dieron cuenta que los pacientes hombres y mujeres, que tenían una mayor circunferencia de cintura, independientemente de índice de masa corporal, eran mas propensos a morir, que los que tenían una cintura mas delgada…

Son además más propensos a enfermedades cardiovasculares y respiratorias. Por eso los médicos del instituto alertaron a la población no solo de cuidar su peso. También de evitar que la cintura se ensanche y el estomago se vuelva muy grande.