El presidente Iván Duque reiteró este martes que si el Eln busca un escenario de conversaciones orientado a la desmovilización, “debe cumplir con dos preceptos: liberar a todos los secuestrados que tiene en su poder y ponerles fin a sus actividades criminales”.

Recalcó que el Eln debe también mostrar su voluntad de poner fin a las actividades criminales, “aproximar un proceso de conversación mientras se sigan produciendo actos criminales solamente engendra más violencia y termina validando la violencia como mecanismo de presión al Estado”.

De acuerdo con el mandatario, no se trata de intimidación sino del rechazo total frente a cualquier forma de violencia.

Duque se refirió al tema durante la primera sesión durante su administración del Consejo Nacional de Paz, Reconciliación y Convivencia.