Por el lado de las negociaciones con el ELN, las cosas no son mejores. El anuncio de ese grupo sobre un denominado juicio político al secuestrado excongresista Odín Sánchez después de que había prometido liberarlo, complicó las conversaciones con el gobierno.