Tal parece que el espíritu aventurero de Elon Musk lo llevaría a que su empeño por obtener Twitter sea cosa de solo unos años.

Así lo asegura The Wall Street Journal, que informó que, tras haber comprado la empresa por 44.000 millones de dólares, planea sacarla de nuevo a la venta en solamente tres años.

Le puede interesar: ¿Los rusos van tras el suministro de alimentos de Ucrania?

El magnate está en contacto con fondos de inversión privada para ayudarlo a pagar los 21.000 millones que prometió aportar como recursos propios para adquirir Twitter.

Según el diario estadounidense, la estrategia de Musk para vender Twitter en tres años sería convencer a los inversores de que puede incrementar rápidamente su rentabilidad y así hacerla así más atractiva.

Habrá que ver cómo le sale esta jugada al nuevo Rey Midas del barrio digital.