El embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker le envió una carta al INPEC, en la que solicita que se le brinde protección especial al expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade, detenido en su domicilio.

En la misiva dirigida al director de la institución, general Jorge Ramírez, el Gobierno norteamericano advierte que “ante las recientes noticias” en el caso Odebrecht, se hace necesario que se garantice la seguridad del exfuncionario.

“Solicitamos especial atención a la seguridad e integridad física, tanto del señor Andrade como de sus familiares que habitan en su lugar de reclusión. Cabe anotar que es de especial interés que su caso se desarrolle con agilidad, manejo idóneo de la evidencia y bajo los principios del Estado Derecho”, señala la misiva.

Al respecto el abogado de Andrade, Albeiro Yepes señaló que su cliente goza de nacionalidad estadounidense, por lo que dicho Gobierno presta especial atención a este proceso.

La Fiscalía señala que Andrade habría incurrido en irregularidades en la adjudicación de la vía Ocaña-Gamarra y el contrato de Navegabilidad del Río Magdalena.