Hay alerta en el municipio de Nimaima, Cundinamarca por un voraz incendio que ya ha consumido 100 hectáreas de bosque. La conflagración que ya completa dos días obligó a que al menos tres familias fueran evacuadas.

Las llamas que no cesan tienen en alerta a las unidades de Gestión del Riesgo por la amenaza que representa para las personas que habitan cerca de la cordillera, fue por esto que varias familias tuvieron que ser evacuadas ante el inminente peligro.

Las llamas han quemado una casa y todo el cerro. El incendio va llegando a la escuela rural y a las casas cercanas.

En este momento trabajan bomberos de San Francisco, Nimaima, Villeta, Útica y La Vega.