Una montaña amenaza con sepultar el barrio Luis Carlos Galán, segundo sector, ubicado en el municipio de Soacha, Cundinamarca. 

Los deslizamientos constantes tienen en alerta a los habitantes, y es que la tierra ha cedido de tal manera que partió en dos una vivienda. La grieta que atravesó la sala y que en horas de la mañana tenía 50 centímetros de ancho, en la tarde superó los dos metros y sigue creciendo. 

Las viviendas permanecen evacuadas y sus propietarios a la intemperie. 

La montaña es monitoreada minuto a minuto, pero las lluvias no cesan y la alerta permanece.