China, Estados Unidos e India son los países que más incrementaron sus emisiones de dióxido de carbono en 2018. Tan solo esos tres países representaron un 85 % de dicho incremento record del 1,7 %, que no se había visto desde 2013.

Según la Agencia Internacional de la Energía, AIE, que publicó su informe anual sobre la demanda energética mundial, el incremento fue en gran parte por la entrada en servicio de nuevas centrales de electricidad producida con carbón.

De las 33.143 millones de toneladas de CO2, un 28, 6 % correspondieron a China, un 14,75 % a Estados Unidos y un 6,94 % a India. 

Por su parte, Europa redujo las emisiones en 1,3 %.

La agencia agrega el aumento de las emisiones demuestra que hace falta más acción de todos los frentes en especial en el desarrollo de tecnologías limpias.