La tormenta tropical Gordon, que se formó en los Cayos de la Florida y se dirige hacia el Golfo de México, avanza rápidamente con vientos sostenidos de 75 kilómetros por hora, amenazando con convertirse en huracán cuando toque tierra a lo largo de la costa central del Golfo.

El Centro Nacional de Huracanes informó que Gordon ha provocado fuertes vientos he intensas lluvias sobre el sur de Florida, por lo que se ha emitido alertas de fuertes oleajes desde Shell Beach en Luisiana, hasta la frontera de Misisipi y Alabama.

Ante la emergencia, las autoridades del estado de Florida hicieron un llamado a las personas a tomar todas las medidas necesarias para proteger sus vidas y sus propiedades, incluso a estar preparados para una posible evacuación en caso de inundaciones y deslizamientos de tierra.