La Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana por el riesgo que enfrentan los habitantes de las veredas Zabaletas, Río Bravo, Porterillo, San Pablo y Río Grande y la cabecera del municipio de Restrepo, en Valle del Cauca, por la presencia de disidentes de la antigua guerrilla de las Farc que le advirtieron al Eln que debe desocupar el territorio.

Se deben definir medidas de disuasión, prevención y protección de manera urgente a estas comunidades frente a las posibles vulneraciones de sus derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario”, dijo el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis.

 

Mira también: Asesinan a la líder social Yeisi Campo en Morales, Cauca

 

 

Pedimos al Ministerio del Interior se coordine el incremento de la presencia institucional en el territorio, pues los habitantes de estas zonas podrían verse inmersos en enfrentamientos entre la Columna Móvil Jaime Martínez y la Compañía Adán Izquierdo con el Eln”, agregó el defensor.

El pasado 6 de julio se pudo constatar la presencia de grafitis haciendo alusión a las Farc, en la vereda Río Grande, en donde el 3 de mayo se reportó una masacre en la que murieron 6 personas.

Además, el pasado 12 de mayo se reportó el hostigamiento a la Estación de Policía de Restrepo por parte de facciones disidentes de las Farc.

 

Te puede interesar: Falleció el escritor y cronista Germán Castro Caycedo

 

 

La situación por la presencia de estos grupos, sumado a los asesinatos que se han reportado en los últimos dos meses, han generado miedo y zozobra en la comunidad y ha aumentado los desplazamientos entre la población del municipio”, manifestó Camargo .

Este proceso de injerencia ilegal en el territorio hace parte de una estrategia de aprovechamiento a la dispersión de la fuerza pública en el marco del paro nacional, debilitando su vigilancia y control en zonas rurales”, añadió.

 

Mira además: Algunos colombianos implicados en el magnicidio de Haití, fueron entrenados por el ejército de EE.UU.

 

 

En la alerta también se recomienda a la Gobernación del Valle del Cauca, que articule con la Alcaldía de Restrepo las estrategias y dispositivos que minimicen la presencia permanente y provisional de grupos armados ilegales en el territorio y su posible expansión a localidades aledañas, además de hacer seguimiento a la situación.

Finalmente, la Defensoría del Pueblo instó a la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas activar las rutas de atención, prevención y protección de la comunidad.