Durante los primeros 45 minutos se vivió un tiempo parejo, Argentina con mucho orden y agresividad, Colombia tratando de dominar el balón.

Las primeras dos opciones de gol llegaron para Argentina pero David Ospina las supo controlar brillantemente. Un remate de larga distancia que envía a fuera a mano cambiada, la segunda una jugada mano a mano que achica de gran forma.

Con el pasar de los minutos, Colombia se liberó de la presión argentina y empezó a tener control y toque de balón, la única jugada de Colombia llegó con un tiro rasante de Falcao que controló bien Armani.  

Al terminar este primer tiempo, se sintió un partido luchado y disputado sin un claro dominador pero con una selección Colombia que le encaró el encuentro a Argentina sin complejos.

Segundo tiempo:

Primeros 15 minutos vertiginosos, luchados, donde Argentina saca provecho del estilo de juego en el que se sienten más cómodos.

De a poco Colombia trató de controlar el balón, Cuadrado, Falcao, Quintero y Uribe empezaron a aparecer en Colombia para controlar el partido y buscar mejores opciones.

Publicidad

Quintero, Cuadrado y Falcao se asociaron y encontraron las mejores opciones, crearon una jugada casi poética que no puede finalizar Bacca, se agrandó de a poco Colombia con el toque de balón.

Últimos minutos para experimentar, entraron los jugares nuevos a buscar su oportunidad en la selección.

Argentina buscó su franja derecha, explotando al máximo la velocidad de Pavón y pone peligro en el área de Colombia.

En el encuentro se notó la falta de figuras en el juego como James Rodríguez y Messi. A Colombia le faltó profundidad y a Argentina claridad.

Dayana Herrera – CM&