Con menos de tres semanas como candidato formal del izquierdista Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad sigue creciendo y logró un virtual empate técnico con el ultraconservador Jair Bolsonaro, quien se mantiene al frente de la intención de voto a una semana de las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

El excapitán del Ejército de 63 años, se afianza en las encuestas con un 28 % después de haber recibido una puñalada durante su campaña y es seguido de cerca por Haddad, que con un 25 %, logró un impresionante crecimiento de más de 7 puntos porcentuales en relación al sondeo anterior.

Si la tendencia se mantiene los dos candidatos se enfrentarían en una segunda vuelta prevista para el 28 de octubre, en la que según los sondeos el candidato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva vencería a Haddad con un 42 % de los votos.