Las 22 estaciones de monitoreo de la calidad del aire en Medellín  y el Valle de Aburrá permanecen en rojo, lo cual significa que es muy dañina para la salud.

Los picos más altos se presentan en Caldas, Itaguí y Medellín.

Pese a lo controles de pico y placa ambiental que se han implementado, durante los últimos días, aún hay deterioro en el aire.