Los oficiales de seguridad de Odebrecht en Aguachica, Cesar, habrían recibido del Ejército un equipo para interceptación de comunicaciones digitales y telefónicas. Estos aparatos habrían tenido el propósito de hacer montajes judiciales contra miembros de la comunidad opositores a la Ruta del Sol. Así lo manifestó un extrabajador de esa multinacional, en un correo electrónico que le envió a su superior en Bogotá.

Correo electrónico: “Desde el mes de diciembre de 2013 contrataron a un ex detective del DAS, empezaron a realizar interceptaciones de teléfonos, incluyendo a algunos líderes de la comunidad”.

La denuncia se envió al correo electrónico de Luis Batista Filho, director de planeamiento de la constructora brasileña, el 20 de mayo de 2014 a las 5 y 38 minutos de la tarde. De manera precisa, el testigo afirma que en las instalaciones del consorcio Ruta del Sol en Aguachica funciona la oficina de chuzadas.

El denunciante señaló al coronel en retiro Alberto Restrepo Arboleda, jefe de seguridad de Odebrecht, de tener conocimiento sobre la irregular utilización de radios de monitoreo de comunicaciones para supuestamente relacionar a los líderes de la comunidad de Aguachica con el ELN.

Publicidad

Noticias Uno estuvo en el campamento del consorcio de la Ruta del Sol en Aguachica, en donde se ven tres contenedores. Uno en la entrada, el segundo en el parqueadero. Más atrás, está el tercero que tiene instalado un ventilador. Miembros de la Fuerza Pública tienen acceso libre en el sitio.

El 26 de mayo de 2014, seis después de que ese testigo le enviara la denuncia a Luis Batista, el líder comunitario William Quiroz recibió un mensaje anónimo de texto en su celular en el cual le decían que tuviera cuidado porque el jefe de seguridad de Odebrecht le tiene interceptado su teléfono.

William Quiroz afirmó que “después de las marchas de los campesinos, me llega un mensaje de texto. Dice que ‘Alberto Restrepo me pensaba hacer un falso positivo, que me querían hacer pasar como un guerrillero del ELN’”.

Para la época de las marchas en las que participaba el líder comunitario Quiroz, el consorcio Consol le envió a la ANI fotografías de las protestas y dicen que el grupo de Quiroz pensaba retener a miembros del consorcio del que hace parte mayoritariamente Odebrecht.

Cuando estábamos entrevistando al líder Quiroz, el pasado jueves 19 de enero, un hombre que vestía una chaqueta con el lodo de la constructora, se encontraba en la puerta de su vivienda. Cuando salimos, el sujeto se retiró e hizo una llamada con su celular. Tres horas más tarde el líder recibió un nuevo mensaje de texto enviado por el jefe de seguridad del consorcio.

Lo que fue interpretado como una amenaza directa contra su vida.

Consultado el coronel en retiro Alberto Restrepo Arboleda, contestó que no podía hablar.