Trabajadores del Sena aseguran que dineros del fondo de empleados de esa entidad han llegado a las arcas de los paramilitares.

Todo arrancó porque una suma nada despreciable está embolatada. cuatro  mil 800 millones no aparecen. Y algunos empleados aseguran que están financiando a grupos paramilitares emergentes.

La denuncia la hizo el ex gerente del Fondo de Empleados del SENA (FES) quien asegura que  parte de los ahorros de todos los empleados ahora están siendo desviados a grupos paramilitares emergentes para financiar sus propias muertes.

La máxima autoridad del fondo es Robert Lobo Guerrero, quien promovió una fusión de negocios con una cooperativa a la que se investiga por sus nexos con el bloque norte de las autodefensas.

El agente especial, dice que la plata se perdió antes de que él iniciara su gestión en el fondo de empleados del SENA.

También argumenta que  los dineros del fondo nada tienen que ver con la financiación de grupos paramilitares.

Para los empleados del  SENA, el pago a paramilitares con su propia plata es un hecho, pues muchos empelados fueron declarados objetivo militar, y ya dos de ellos fueron asesinados, mientras otro sobrevivió a un atentado.

Publicidad

Los hechos ya están en conocimiento de la Procuraduría General y de la Fiscalía.