El empresario Luis Gallo le dijo al juez que lo procesa por el despojo atribuible al Fondo Ganadero de Córdoba que conoció a la vocera del clan Castaño en 1997 haciendo negocios en la vereda Las Tulapas, pero dijo que sólo supo que los Castaño eran accionistas del fondo hace dos años. Él viajó con Sor Teresa Gutiérrez, la actual jefe del Clan, hace 19 años, pero dice que sólo hace doce conoció sus actividades criminales y hace sólo dos leyó la lista completa del Fondo en que participaba y se dio cuenta que el resto de la familia tenía acciones allí.