Dentro de un año no se repetirán casos como el de Rosa Elvira Celis, que agonizó mientras la Policía intentaba localizarla a través de su celular. Las empresas de celulares ahora sí están obligadas a dar esa información.