En alerta se encuentran las autoridades ambientales en el Atlántico ante el posible riesgo de huracanes y fuerte oleaje. Los expertos en el tema hacen recomendaciones.

Esta alerta se extenderá hasta noviembre, los fenómenos se reactivan por la temporada de lluvias.

El capitán del Puerto de Barranquilla, Carlos Urbano, indicó que “se realiza una alerta de monitoreo en el caso de alguna ocurrencia temporal o alguna condición característica de huracán o de diferentes condiciones”.

La autoridad marítima emitió una serie de recomendaciones, sobre todo, para los pescadores de pequeñas embarcaciones y sorfistas. “Hay que aumentar las medidas de seguridad, las comunicaciones con las estaciones de control de cada una de las capitanías y prever algunas situaciones en el caso que se amerite”, añadió Urbano.

Dimar señaló que aún están en la época de lluvias, pero ya se avecina la temporada en donde la intensidad de los vientos aumenta.