Un conjunto residencial de Medellín decidió prohibir los besos en sus predios…

Los administradores de la urbanización explican que los besos tenían escandalizados e incómodos a los residentes, sobre todo porque en algunas ocasiones, iban más allá.

Los avisos que prohíben besarse se encuentran por toda la plazoleta de la Nueva Villa de Aburrá.

Para las parejas que frecuentan este lugar, la medida es exagerada

“Un beso no le quita nada a nadie  porque es que uno se puede besar con un amigo, un familiar o quien sea, dependiendo de la religión que sea”

Sin embargo, la administración explicó que lo que se quiere prohibir no son precisamente los besos…

“Lo que pasa es que en el sector de la plazoleta y los lugares aledaños se dan los besos pero con manoseo sexual”

Y dijo también que no fue posible mostrar en el aviso expresiones de amor más explícitas.

“Se colocó una imagen de los besos prohibiéndolos porque colocar una imagen de unas relaciones sexuales era más complicado en un sector que es de tránsito constante de público”

Para los afectados por la nueva prohibición, un beso no significa mucho…

“De una cosa más o menos insignificante a una cosas totalmente significante como es el sexo ya cambian mucho las cosas”

En todo caso, la nueva regla no ha sido acatada… porque según los novios de la Nueva Villa de Aburrá, los besos no se pueden prohibir…

“Yo tampoco voy a ponerme aquí mua, mua mua pero el que lo quiere hacer que lo haga”