Según lo han dado a conocer las autoridades,  no se ha presentado ningún homicidio relacionado con el festejo, no obstante, sí hubo desórdenes en las vías.

Pese a la prohibición, hubo caravanas en el sur y centro de Cali, 14 buses del MIO resultaron vandalisados.

El secretario de Seguridad de Cali, Andrés Villamizar, manifestó que «con un fuerte despliegue policial logramos evitar desmanes en terminales Andrés Sanín, Paso del Comercio y Calipso. Pero aun así, 14 buses fueron afectados. ¿Qué tiene que ver la celebración de un triunfo de la selección con afectar el transporte de los caleños?».