En lugar de trineo, Papá Noel llegó en una escalera de carro de bomberos al Hospital Infantil de Medellín para entrar por una ventana y entregarles los regalos de Navidad a los pequeños pacientes.

«Esta obra es una iniciativa de todos los integrantes del Cuerpo Oficial de Bomberos de Medellín, en la que queremos demostrar el sentido de humanidad y empatía hacia la comunidad y por la cual trabajamos día a día. El trabajo de nosotros no solamente es ir a atender incendios sino también sacar sonrisas y estar al lado de la comunidad», explicó el bombero Jhoan Contreras.

Los bomberos de Medellín y sus familias recogieron las donaciones de regalos para que la alegría de la Navidad llegara a los cuartos donde se recuperan estos niños.

La magia de la Navidad se vivió con las sonrisas de los 241 pequeños quienes recibieron regalos que definitivamente no esperaban.