Cuatro mujeres fueron las que, en solo 45 días, bordaron cada uno de los diseños de varias de las prendas que usará el papa Francisco en sus visitas a Colombia.

Su experiencia les ha permitido saber que los diseños que les pasaron para bordar, se demorarían un poco más de 4 meses, pero sacrificaron tiempo con sus familias y de descanso, para elaborar los elementos propios de la fauna y flora colombiana.

La casulla, la mitra y un gran mantel, los que tendrá el papa en Cartagena y Villavicencio, llevan las más finas y artísticas puntadas de bordadoras de Cartago en el norte del Valle, quienes orgullosamente asumieron el reto.

Cecilia Velásquez, una de las confeccionistas dijo que “fue un honor que nos hubieran escogido para hacer este tipo de trabajo. Es algo maravilloso. Que uno no puede expresas con palabras lo que se siente la verdad. Es un honor y vamos hacer lo posible para poder asistir a la ceremonia”

Con 40 años de experiencia, con una gran tradición familiar, este taller de bordados, ubicado en el barrio Guadalupe de Cartago, fue recomendando por Artesanías de Colombia para este gran acontecimiento. Agujas de oro y dedales de plata, entre otros, hacen parte de los premios que estas mujeres han recibido, y por eso el Vaticano las seleccionó para tal misión.

“Claro, es una bendición en medio de tantas cosas que uno ha realizado, de todos estos trabajos y saber que el Santo Padre va lucir los bordados que hicimos nosotros. Más cuando uno ha dedicado tantos días a la elaboración de estos. Es una bendición” cuenta Velásquez.

Detalles como pájaros, árboles, ramos y flores, llenos de color, fueron bordados representando la belleza natural de Colombia, así como una Virgen de Chiquinquirá, piezas artísticas a las que se dedicaron, con todo su empeño, estas mujeres en los últimos días.

De esta forma el Valle estará representado con sus tradicionales bordados, en elementos que verá el mundo cuando el papa Francisco salga en las misas con la casulla y la mitra, así como un gigantesco mantel en los actos litúrgicos en Cartagena y Villavicencio.

Hans Lamprea – CM&