En Chía los conductores retomaron sus actividades a pesar de que no lograron hablar con el Gobierno para eliminar la suspensión de la licencia por reincidencia en comparendos.

La terminal de transporte del municipio estuvo cerrada por 48 horas. Según los conductores y pasajeros, esta situación dejó más pérdidas que ganancias.

Los transportadores insisten en que eliminen la norma que sanciona las licencias de conducción por dos comparendos en seis meses.

En total fueron siete empresas que cesaron actividades durante el paro de transportadores.