Aún sin estar ejecutoriada la sentencia que anuló la reelección de Alejandro Ordóñez en la Procuraduría, éste y sus antiguos funcionarios arrancaron su campaña presidencial. En un bar de nudistas de Nueva York habló como político en plaza colombiana.