En lo corrido del 2018, más de 1132 personas han sido desplazadas en el departamento de Nariño, cifra que aumentó en las últimas horas, tras los enfrentamientos entre la fuerza pública y grupos armados, lo que hizo que al menos 90 familias huyeran hacia el casco urbano de Roberto Payán.

Allí se presentó el desplazamiento de 90 familias, tras los enfrentamientos en este sector entre la fuerza pública e integrantes de grupos armados que delinquen en esta zona del Pacífico colombiano.

Hasta el momento muchas de las familias han buscado albergues temporales.

Por su parte, las autoridades activaron las rutas necesarias para la ayuda humanitaria a las víctimas.

Entre la población desplazada se encuentran menores de edad quienes también tendrán acompañamiento y se espera que próximamente tengan las garantías necesarias para regresar a sus hogares.