El hacker que la Fiscalía capturó durante la pasada campaña electoral, le concedió una entrevista a la revista Semana y en ella reveló las relaciones que tuvo con militares y civiles que desde organismos de inteligencia le ayudaron a sabotear el proceso de paz.

Si lo que el hacker Andrés Sepúlveda dijo se ajusta a la verdad, la seguridad personal del presidente y la institucional del Estado están comprometidas.

En una entrevista concedida a la revista Semana, el hacker Andrés Sepúlveda, protagonista del escándalo de chuzadas en la pasada campaña presidencial, dijo que lo contrataron para trabajo de campaña pero terminaron pidiéndole espiar.

“Hasta que en algún punto Luis Alfonso Hoyos se descaró y me dijo que lo que se necesitaba era tener información del proceso de paz y obtener información de inteligencia de la fuerza pública”.

Pero lo más grave de las afirmaciones políticamente hablando, es la conexión de militares activos en la sala Andrómeda para espiar a su máximo jefe el Presidente de la República.

“Y el objetivo era saber qué hacía el Presidente, cómo lo hacía, cuándo lo hacía, desde su parte electrónica. Siempre me comentaron que a la hija de él también la habían chuzado, también sé que fue la gente de Andrómeda, dicho por ellos, nuevamente aclaro”.

Cuenta Sepúlveda que el interés de la campaña uribista era sabotear el proceso de paz.

“Cuando Andrómeda se empezó a salir de las manos fue porque altos mandos militares, conocedores del tema, pero dicho por los miembros de Andrómeda, ellos empezaron con una cosa muy pequeña y terminaron monitoreando todo el proceso de paz. No solo el proceso de paz, todo lo que oliera a favor del proceso de paz”.

Los militares de Andrómeda habrían aceptado que recibieron instrucciones de sus superiores.

“Yo dentro de las conversaciones que hubo con Andrómeda siempre supe porque ellos me lo dijeron en diferentes ocasiones, en diferentes situaciones y varios por separado que habían sido ellos cumpliendo instrucciones de arriba… Empezaron a nombrar altos mandos militares”

Según Sepúlveda también recibió información de la Dirección Nacional de Inteligencia, la entidad que solo le reporta al jefe de Estado.

“La DNI siempre buscó la manera de entregar información referente a las milicias de las Farc. Me explico, era información no tan contundente como la de Andrómeda pero era información que funcionaba para desprestigiar más a las Farc y al Gobierno”. “Con la DNI tuve relación con una persona que hasta donde tengo entendido estaba a dos niveles de la cabeza de la DNI”

Dijo que hubo otros grupos de hackers al servicio del Centro Democrático. También aseguró que sus afirmaciones están respaldadas por documentos, videos y audios.