Hace ocho años cuando Bush fue elegido presidente de Estados Unidos por primera vez, Florida le dio la victoria en medio de una gran polémica en la que se habló de fraude. Ahora ese estado será definitivo nuevamente.

Las encuestas de Florida, como las de todo Estados Unidos, empiezan a darle una ventaja a Obama. Pero McCain es un hueso duro de roer.

La Florida, el cuarto estado más poblado de Estados Unidos es uno de los retos más importantes de los candidatos a la presidencia de ese país.

Para muchos John McCain es favorito para ganar en ese estado del sur por tres poderosas razones. La población jubilada, los veteranos de guerra que habitan en esa zona. Y el apoyo del gobernador republicano Charlie Crist, un personaje decisivo a la hora de movilizar votos.

Sin embargo Barack Obama ha ganado seguidores en la última semana en esa zona, por primera vez desde que fue nombrado candidato oficial de los demócratas, se ubico cuatro puntos por encima de McCain en la Florida. el estado en el que no realizo campaña para las primarias porque fueron invalidadas.

Los analistas aseguran que el discurso de obama sobre la explotación de petróleo ha afianzado su candidatura en esa zona donde el tema es sensible para sus habitantes. Tanto que a MacCain le tocó variar un poco sus palabras y vender la idea de que el aumento de la oferta del hidrocarburo puede reducir su precio.

Publicidad