En la ONU, en Nueva York, ya se erige la escultura testimonial de los acuerdos de paz

Secretos - 23 de septiembre del 2019 9:23 pm

Una obra de arte, símbolo de las esperanzas de vivir en paz en Colombia. Fue construida con la fundición de miles de balas y centenares de armas que, por el proceso de paz y la desmovilización entregaron las Farc en 2017.

La placa que identifica la escultura tiene una palabra que los colombianos poco conocemos: «kusikawsay»; es una expresión quechua, que quiere decir «vida nueva y venturosa». El escultor fue Mario Opazo, director de la Escuela de Artes Plásticas y Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Bogotá. Su obra la concluyó a finales del año pasado y fue instalada este año.

Del monumento es testigo esta placa en inglés: «Regalo de Colombia. Viaje a una vida pacífica y afortunada, 2016. Monumento al tratado de paz, hecho de munición fundida».

La escultura, por un lado, es una gigantesca bala; por el otro lado es parte de una canoa, símbolo de transporte que enfrenta mareas, crecientes y tempestades. El monumento pesa cinco toneladas.

Hoy comentó un funcionario de la ONU: «Fueron las balas más lejanas que enviaron las Farc, pero las más pacíficas».

Temas Relacionados: