Más de 20 viviendas del barrio Class Roma en Kennedy presentan riesgo de colapso producto de una obra del acueducto que suspendieron.

La ejecución pretendía construir un tubo de aguas residuales, pero después de dos años de intervención, lleva dos meses en total abandono.

Las profundas perforaciones hicieron que hasta los postes eléctricos presenten inclinación.

Ante el panorama, la empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá respondió: «todas las afectaciones producidas por actividades relacionadas con la ejecución directa de la obra se atenderán y recuperarán en las mismas o mejores condiciones».

Publicidad

Se espera que los daños estructurales sean prontamente reparados.