En la sala de espera de Bancolombia se produjo el hurto de aproximadamente 190 millones de pesos.

Testigos aseguran que una persona llegó a la sucursal bancaria con una maleta y se sentó a esperar turno de atención, luego, fue abordada por un sujeto que desenfundó un arma de fuego y salió del lugar.

“Que nadie me siga”, fueron las palabras del delincuente mientras salía del Centro Comercial Campanario en medio de la mirada impotente de guardas y vigilantes.

En desarrollo…