A pesar de que han pasado dos años de las elecciones para Congreso, las curules de las negritudes no han podido ser ocupadas por los verdaderos representantes de esa raza. En la legalidad de representación legislativa de los afrocolombianos han intervenido varios tribunales y cortes y ahora también lo hace la Fiscalía que investiga penalmente a una exfuncionaria del Ministerio del Interior que habría incurrido en falsedad, dándoles avales a quienes no tenían que ver con esas comunidades.