Después de que se hiciera pública una carta de la Notaria 21 de Bogotá al fiscal General, Néstor Humberto Martínez, en la que le informaban sobre la intención de la familia Uribe Noguera de vender uno de los apartamentos en los que Rafael Uribe tuvo secuestrada a Yuliana Samboní
Publicidad
, el ente investigador anunció que no interferirá en el negocio del inmueble 603 del edificio Equus 64.

La Fiscalía advirtió que el inmueble no es uno de los bienes que fueron decomisados el pasado 7 de diciembre, mientras avanza el proceso por el secuestro, violación y asesinato de Yuliana. Estos predios se usarán para pagar las indemnizaciones a la familia de la menor.

Los bienes decomisados por el ente investigador son la camioneta en la que fue secuestrada Yuliana y el apartamento del edificio Equus 66, sitio donde fue encontrado el cuerpo de la niña.

Todos los bienes permanecerán decomisados hasta que termine el proceso en contra del confeso asesino Rafael Uribe, el cuál reiniciará el 11 de enero.