Así fue el aumento de filtraciones en la zona de entrada de agua del embalse hacia las conducciones de la Unidad de Generación de Energía número 4, por lo que fue necesario evacuar 105 trabajadores del proyecto Hidroituango.

«Esto es una filtración de 200 litros que se presenta por segundo, y es entre el tapón y la roca. Se estaban haciendo esas filtraciones pero de alguna manera ya fue subsanado», dijo Gustavo Jiménez Arango, gerente Sociedad Hidroituango.

Para mañana se tiene prevista la llegada de técnicos e ingenieros de la empresa brasileña Pirex.

«Debemos auscultar estos trabajos que se hicieron y poder dictaminar y darle tranquilidad a la comunidad», indicó Jiménez.

La sociedad Hidroituango desmintió una gráfica que circula en redes sociales y que daría cuenta de una oquedad de mayor tamaño de la que obligó el cierre apresurado de las compuertas de casa de máquinas.

«Eso sería ya inviable completamente el proyecto, donde hubiera una oquedad de este estilo», sostuvo el gerente. 

Los tapones de concreto ubicados entre el embalse y las compuertas auxiliares se reforzarán para evitar riesgos. De 5 metros pasarán a ser de 8 metros y medio.