Hoy la Policía ubicó un gigantesco arsenal de la llamada Oficina de Envigado, una organización delincuencial que viene desde la época de Pablo Escobar.

Se suponía que, con la desmovilización de los paramilitares, la llamada Oficina de Envigado había empezado a desaparecer. Pero hoy les encontraron 97 fusiles AK, un arsenal que parece presagiar que la guerra entre narcos puede tener un nuevo episodio.

Una operación de la Dijín y la Policía de Medellín puso al descubierto un poderoso arsenal con el que aún estaban aterrorizando a la capital antioqueña, sicarios de la llamada oficina de Envigado.

“El hallazgo en un depósito clandestino de una de las llamadas caletas de 97 fusiles ak 47”.

Además de las armas largas también fueron encontrados una ametralladora, un lanzagranadas, mas de un centenar de estos explosivos y 5000 cartuchos para fusil.

“Saben ustedes que hay por lo menos medio centenar de sicarios, miembros de esa estructura que han sido capturados  y esas capturas se suma el sometimiento a la justicia norteamericana de alias Rogelio.”

En otra acción la Policía persiguió a la compañera y la amante de Guillermo Úzuga, alias Tio Pacho, de quien poco se sabía en el país, y quien es uno de los guerrilleros más temidos, según ese organismo, en todo el departamento de Antioquia.

“Esta persona a los empresarios del transporte les quemó muchos, por lo menos 100 buses, asesinó 30 conductores.”

Por el guerrillero se pagará una recompensa que está entre los 200 y 500 millones de pesos.