Científicos hallaron el que sería uno de los diamantes más raros del mundo en África pues contiene en su interior un mineral que jamás se había visto en la superficie de la tierra.

Por primera vez en la historia, un grupo de investigadores halló perovskita de silicato de calcio en la superficie de la Tierra.

Aunque científicos aseguran que más del 90 % del manto inferior terrestre está compuesto por esta sustancia, convirtiéndolo en el cuarto mineral más abundante del planeta, nunca había sido visto debido a que solo se encuentra a más de 650 kilómetros de profundidad y se vuelve inestable al ascender.

Esa parte del planeta tiene una presión 240.000 veces más grande que la presión atmosférica a nivel del mar y fue precisamente ahí donde esta pequeña muestra, de tan solo 0,031 milímetros de ancho, fue cubierta por una astilla de diamante, lo cual le permitió sobrevivir al ascenso hasta ser hallada en la mina de Cullinan, en Suráfrica, a menos de un kilómetro de profundidad.