Ante las críticas a las firmas encuestadoras que revelaron estudios contradictorios por el sí y por el no en el plebiscito, el Consejo Nacional Electoral dictó un reglamento especial para los próximos análisis de votación.

El Consejo Electoral también definió las reglas de juego para desarrollar las campañas de un lado y del otro para promocionar las posiciones frente a los acuerdos de La Habana.