El desarrollo de la Justicia Especial de Paz tampoco va bien en el Congreso. Habrá una batalla entre el gobierno, en cabeza de su ministro de interior y el presidente de la Cámara, de Cambio Radical.

En una carrera contra el reloj entró la aprobación de los proyectos de ley claves para implementación del acuerdo de paz, especialmente los relacionados con la justicia transicional que se les aplicará a los desmovilizados de la guerrilla.

“Tenemos urgencia de iniciar esa discusión, para que lo más pronto posible sea aprobada esta ley estatutaria dado que a finales de septiembre ya deben estar escogidos los magistrados”, dijo Guillermo Rivera, ministro del interior.

Al margen de las observaciones hechas por las víctimas y los militares, para el Gobierno la demora en el inicio de los debates se debe a decisiones de la Presidencia de la Cámara.

Según Rivera, el Presidente de esa Corporación “tuvo en su despacho durante más de tres semanas el proyecto de Ley estatutaria de la JEP y lo envió tres semanas después, luego estuvimos casi cuatro semanas sin que se hubiese podido designar ponentes en la Cámara de Representantes”.

Horacio Serpa en Senado y Hernán Penagos en Cámara, radicarán ponencia, teniendo en cuenta las observaciones de las víctimas.

“Algunos han pedido que entren como sujetos procesales, es decir, que tengan todos los derechos como si fueran partes en los proceso y otros que solo lo hagan como intervinientes”, dijo Penagos.

Publicidad

Las objeciones del Fiscal General sobre el tratamiento que deben recibir quienes no cuenten toda la verdad, escondan bienes o reincidan en actos delictivos, también fueron tenidas en cuenta.

Serpa y Penagos le dan tranquilidad a los militares, al señalar que la responsabilidad de mando se mantiene como se aprobó en el acto legislativo 01 de 2017.

Noticias UNO