Egipto tuvo un entierro masivo para las 305 víctimas del ataque fundamentalista islámico contra una mezquita en el Sinaí y con el luto el país reflexiona sobre los próximos ataques que podría sufrir.

Hoy se realizaron entierros colectivos en Egipto tras la masacre perpetrada por el Estado Islámico en la mezquita Al Raudá en el Sinaí cuando 15 terroristas detonaron cargas explosivas de fabricación casera y dispararon a las personas que intentaban escapar del lugar.

Las honras fúnebres de parte de los 305 muertos se realizaron en medio de extremas medidas de seguridad.

Mientras que más de 128 heridos se recuperan en hospitales de este atentado catalogado como uno de los más sangrientos en la historia moderna de Egipto, el hecho es atribuido a los yihadistas ya que las autoridades dijeron que varios atacantes llevaban la bandera del Estado Islámico.

El presidente de Egipto Abdel Fattah al-Sisi decretó tres días de luto en la golpeada nación y prometió que vengará a los mártires.

Noticias UNO