La Corte Suprema de Justicia entregó de manera oficial a la Fiscalía General de la Nación los micrófonos hallados en la oficina del magistrado César Reyes, quien investiga actualmente al senador Álvaro Uribe.

El presidente de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, Héctor Alarcón fue quien hizo la entrega al fiscal general (e), Fabio Espitia para que se realicen las investigaciones correspondientes.

“Determinar qué tipo de elemento se trata, para determinar si son elementos que están activos (…) que eventualmente pudieran realizar algún tipo de actividad de transmisión de datos en la reciente época”, señaló Alarcón.

Por otra parte, en las últimas horas el director ejecutivo de la Rama Judicial, Mauricio Cuesta aseguró que el micrófono hallado en la oficina del magistrado Reyes, fue instalado por la empresa Compensar y que estaba desconectado y sin conexión a ningún otro aparato.

En una carta dirigida a la Rama Judicial, la empresa Santamaría, dueña del edificio donde funciona la Sala de Instrucción al norte de Bogotá, afirmó que los micrófonos hacen parte de un sistema de videoconferencias instalado por Compensar, antiguo arrendatario.

Este lunes fue hallado un segundo micrófono en la oficina de un magistrado auxiliar del togado César Reyes similar al encontrado en el lugar de trabajo de este último.