A mayoría de veces la tecnología soluciona problemas a la humanidad, otras, resulta totalmente inútil… Para premiar esos avances inútiles, hoy entregaron los premios anti Nóbel en la Universidad de Harvard.