Luego de los movimientos de tierra en la montaña donde está ubicada la Hidroeléctrico Ituango, EPM espera que se presente un desprendimiento.

«Este movimiento de capa vegetal, que lo tenemos calculado, podría llegar a ser un movimiento de alrededor unos 130 mil metros cúbicos de tierra», indicó Jorge Londoño De La Cuesta, gerente de EPM.

Si esa cantidad de tierra es superior traería graves consecuencias.

«Porque un escenario en donde se venga una masa significativa de tierra puede producir una ola sobre el embalse, o sea que nos podría llegar a sobrepasar la presa, esa es un escenario, ojo, es un escenario», explicó Londoño.

El segundo escenario es quedarse sin vertedero por la caída de tierra encima.

«Que el movimiento de tierra sea tan grande que nos tape el canal por donde entra el agua al vertedero”, indicó.

El riesgo durará meses, la comunidad aguas abajo debe estar preparada.

Publicidad

EPM pretende empezar a desembalsar de manera controlada el agua para la próxima semana, afirma que el proyecto sigue vivo porque la presa está en buenas condiciones.