Este martes, inició la audiencia en la que 10 militares y un civil reconocerán su responsabilidad en 120 “falsos positivos” (también llamadas ejecuciones extrajudiciales) ante la JEP en la región del Catatumbo, Norte de Santander.

El primero en hablar fue el cabo (r) del Ejército, Nestor Guillermo Gutiérrez,  quien estremeció a los presentes con su relato.

“Quiero que sepan que eran campesinos y yo como miembro de la Fuerza Pública asesiné cobardemente, les arrebaté la ilusión a sus hijos y le desgarré el corazón a sus madres. Por una presión, por unos resultados falsos, por tener contento a un gobierno, no es justo” dijo el cabo retirado del Ejército, Néstor Guillermo Gutiérrez.

Lea también: Katherine Miranda denuncia que fueron 13 los muertos en la operación militar en Putumayo

Gutiérrez, junto a una decena de militares, admitió su responsabilidad en los 120 falsos positivos imputados por la JEP.

Explicó que el daño que le causó a las familias fue el efecto de presiones y “el afán por dar resultados”.

Quizás le interese: Tasa de pobreza monetaria fue de 39,3% en 2021

También reveló detalles sobre la forma cómo fueron cometidos los crímenes “cogíamos a la persona, lo llevábamos, lo secuestrábamos y los asesinamos”.

Explicó que las personas no oponían ninguna resistencia, porque “no debían nada” y también por confiar en el Ejército.

El cabo Gutiérrez es el primer militar en reconocer su responsabilidad ante las víctimas de estos crímenes, en las próximas horas lo harán otros 10, entre ellos cuatro coroneles y un general.