Fuerte fue el pronunciamiento que hizo el procurador general, Fernando Carrillo, en contra de la multinacional Odebrecht, al cuestionar que sus exdirectivos no le han contado toda la verdad al país sobre lo que ocurrió en ese uno de los mayores escándalos de corrupción que azotó a Colombia.

Indicó que “necesitamos que haya verdad, aquí no ha habido verdad, aquí los ejecutivos de Odebrecht no le han dicho la verdad a la justicia colombiana” y afirmó que desconoce “si se la hayan dicho a la justicia brasileña porque no nos han compartido esa información”.

Aseguró que si en verdad la multinacional de Brasil quiere llegar a un acuerdo con Colombia “lo primero es que cuenten la verdad. Si aquí no hay verdad, no hay acuerdo de ninguna naturaleza”.

“Es absurdo de amenazar con una demanda de 1300 millones de dólares y ofrecer menos de 30 millones de dólares como acuerdo compensatorio, reparador de todo el daño que le hicieron a este país, ese es un jueguito en el que no podemos caer. Las acciones que ha iniciado la Procuraduría como la acción popular ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca es irrenunciable y que el daño que se ha ocasionado a la moralidad pública y a los bienes públicos de Colombia vale muchísimo más que 30 millones de dólares cuando nos están demandando por 1300 millones de dólares”, advirtió.

Resaltó que las negociaciones son de cara al país, y que “aquí no es por cartitas manejadas en la sombra de las instituciones, aquí se necesita que ellos le pongan la cara al país y cuenten la verdad y que hablemos de cara a la ciudadanía”.

Carrillo fue más allá y aseguró que “si ellos fueran serios tendrían que acudir a la justicia colombiana, tendrían que participar en la acción popular que nosotros interpusimos en el Tribunal, cualquier inmunidad es impunidad y eso no lo vamos a soportar”.

Frente al tema de cooperación internacional entre ambos países, el jefe del Ministerio Público aseguró que “ojalá que como hay un nuevo Gobierno en Brasil, y el juez Sergio Moro quien fue el que destapó todo este escándalo, ahora como Ministro de Justicia rompiera todo este ciclo de silencio y rompiera esa falta de cooperación internacional y colaborara con nosotros y que los brasileños cuenten la verdad al país”.

Finalmente celebró el anuncio que hizo el presidente Iván Duque de tramitar con mensaje de urgencia los proyectos anticorrupción.