La cadena de televisión americana CNN obtuvo un video exclusivo de una cámara de seguridad, instalada en una compañía situada a las afueras de Kiev en la que soldados rusos disparan a quemarropa, presuntamente, a dos ciudadanos ucranianos que estaban desarmados, a sus espaldas.

Según argumenta CNN, la obtención de los videos hacen parte de una investigación periodística que abarcan los presuntos crímenes de guerra que han perpetrado las tropas de Vladimir Putin en Ucrania.

Ambos soldados murieron tras los impactos de bala; el acto, según el medio, atenta contra las convenciones de guerra que prohíben atacar a civiles.

Una de las víctimas, cuya identidad no ha sido aún revelada por su familia, era el propietario de una concesionaria de vehículos que había sido saqueado. La identidad del segundo asesinado corresponde a Leonid Oleksiyovych Plyats, un adulto de 68 años que trabajaba como guardia de seguridad en esa empresa.

También puedes leer: Fracasa en el Senado de EE.UU. un proyecto para proteger el derecho al aborto

CNN dice que el hecho ocurrió el pasado 16 de abril, pero no formaría parte de la cadena de ataques de tropas rusas que, durante esas fechas, cometían crímenes estructurados y sistemáticos contra la población civil.

En la secuencia se aprecia cómo cinco soldados rusos intentan acceder abruptamente entre los negocios de la zona; allí disparan contra las cerraduras y rompen los cristales.

En el momento en que el dueño del concesionario se acerca con las manos en alto, los soldados lo detienen y, aparentemente, lo registran en búsqueda de armas. En el acto, Pyats es también inspeccionado; sostienen una conversación, al final se dan vuelta y los civiles regresan caminando a sus puestos.

Durante el retorno, dos de los soldados llegan sorpresivamente por la espalda de los civiles, guardando distancia, y accionan sus armas contra ellos. Ambos caen al suelo y mueren.