Estalla escándalo de corrupción en Bogotá. Reveladores audios dan cuenta de un oscuro acuerdo entre jurídicos de la Unidad de Servicios Públicos y un contratista para entregar el manejo de los cementerios distritales.

En julio de 2021 el Distrito adjudicó el manejo de los servicios funerarios en los cementerios públicos de la ciudad, la Unión Temporal Jardines de Luz y Paz, integrada por Dairo Mora Plata y Eder Parada, se ganó el jugoso contrato por 42 mil millones de pesos con ayuda de Marcel Esquivel, jurídico de la UAESP y encargado de evaluar las propuestas, descalificar oferentes y despejar el camino.

NotiCentro 1 CM& tuvo acceso a reveladoras conversaciones entre Esquivel y el contratista ganador.

Le puede interesar: En Cali: Murió menor luego de procedimiento policial

“Ojo con esta información, el proponente uno ya lo vamos a rechazar porque ya tenemos como rechazarlo por una información inexacta, entonces que nos queda el proponente 2 y el proponente 3, cuál es la idea… habilitarlos, dejarlos habilitados, pero ganarles en los puntos”, advierte Esquivel.

Marcel Esquivel aparentemente no actuaba solo, en las llamadas, asegura que el jefe de la oficina jurídica, Carlos Quintana, está al tanto de los corruptos ajustes. En cada comunicación se daban recomendaciones precisas al contratista sobre lo que debían presentar y cómo lo debían hacer.

“Son 5 contratos que tienen que estar ahí, le estoy llamando para que tomen nota y vayan buscando esos certificados ojalá del ministerio, yo los voy a pedir. Para no generar mierderos más adelante, vayan consiguiendo esas certificaciones”, recomienda.

Tal era la complicidad entre el jurídico y el contratista que en una llamada llegó a pedirle ayuda para buscarle el talón de Aquiles al tercer proponente que era el más fuerte competidor.

Le recomendamos leer: Gobierno toma medidas por ola de violencia en Putumayo: 400 militares para reforzar seguridad

“Miren si pueden descargar los certificados de discapacidad del proponente número tres… Le había dicho del uno porque en su momento la pelea era con el uno, ya el uno saqueémoslo del contexto porque el uno lo rechazamos. Ahora entra a la pelea el número tres, miremos como conseguimos los certificados de discapacidad, a ver si de pronto los podríamos sacar por información inexacta o algo así”

Pero las irregularidades no se quedaron en la adjudicación. Informes de seguimiento al contrato revelan que los mismos contratistas estarían dejando sin fondos la fiducia en la que se recibe la plata por los servicios funerarios, hay por lo menos 11 retiros sospechosos de 100, 200, 300 millones de pesos y más, cuyo paradero se desconoce.

Tras el escándalo, se desmanteló la oficina jurídica de la UAESP, uno a uno, los colaboradores de Carlos Quintana fueron presentando sus cartas de renuncia.

Tanto Quintana como Esquivel trabajaban en la unidad desde el inicio de la administración de Claudia López, millonarios contratos pasaron sus manos, la Fiscalía y la Contraloría ya investigan que otros fueron direccionados.

La directora de la Unidad de Servicios Públicos, Amanda Camacho, puso en manos de la Fiscalía la situación, además, adelanta dos procesos de incumplimiento y la caducidad del millonario contrato.