Escenas de pánico se vivieron en el centro de Londres luego de que el lujoso hotel Mandarin Oriental se incendiara, a pocos días de terminar una extensa y costosa remodelación.

Más de 120 bomberos atendieron el incendio en el lujoso hotel Mandarin Oriental, luego de que casi 40 llamadas de emergencia prendieran la alerta. Las autoridades no registraron personas heridas y una densa columna de humo negro que salía del jardín del hotel podía verse desde varios puntos de la ciudad.

Las calles aledañas al inmueble fueron cerradas mientras los servicios de emergencia intentaban controlar las llamas en el edificio de 12 plantas, en el que recientemente fueron invertidos cerca de 250 millones de dólares para ser remodelado.

Varias ambulancias llegaron en minutos al lugar, y aunque no se atendieron heridos, los equipos de primeros auxilios se mantuvieron en la zona como medida de prevención. Las autoridades investigan las causas del siniestro.