Los muchachos que se volvieron famosos en Timbiquí, Cauca, porque hicieron tanta bulla con ollas de lata y palos, que algunas vecinas rezaron y otras lucharon para sacarlos del pueblo. Hoy no hay timbiquireño que no quiera tenerlos en su casa ni escenario en Europa, Asia y Africa que no quisiera volverlos a escuchar. Así es Herencia de Timbiquí.