Aunque Martha Ligia Patrón, esposa del destituido magistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt, no pudo pasar la prueba de calificación para continuar siendo procuradora judicial, no se quedó sin puesto.

La procuradora general encargada, Martha Isabel Castañeda, que defendió a Pretelt en el Senado, la puso en un cargo del que difícilmente podrá ser removida.