En esta época de fin de año miles de colombianos celebran con sus familias, otros, como algunos soldados deben prestar servicio sin la posibilidad de ver a sus familiares. Aquí en CM& les mostramos la historia de dos uniformados que se llevaron una grata sorpresa.

Ubicados a 672 kilómetros de Bogotá en el municipio de Marandua, Vichada dos soldados profesionales de la Fuerza Aérea Colombiana fueron los elegidos para recibir una verdadera sorpresa.

El comandante general, Ramsés Rueda Rueda, llamó a dos madres colombianas quienes pasarían Navidad sin saberlo con sus hijos a quienes no veían hace varios meses.

Como el mejor regalo denominaron estos dos soldados de la Fuerza Aérea colombiana la presencia del ser más importante para ellos, su mamá.

Como ellos, otros miles de soldados colombianos deben pasar fechas especiales como cumpleaños, navidades y hasta fin de año en las selvas del país garantizando la seguridad de la nación sin la posibilidad de ver a sus familias por meses.